Inicio > Noticias

Noticias

03/12/2010 (Parque Natural del Moncayo, Zaragoza, Es)

Cambios en los sustratos Cámbricos y su impacto en los equinodermos


Los equinodermos son animales bentónicos y su modo de vida está muy influenciado por los cambios que se producen en el sustrato donde habitan. Esto fue especialmente notable durante el Cámbrico. Durante el Precámbrico y parte del Cámbrico muchos organismos estaban adaptados a vivir en sustratos firmes favorecidos por el desarrollo de tapices microbianos. Durante el Cámbrico se dio un cambio drástico en el tipo de sustratos producido por la creciente aparición de nuevos grupos de organismos (Explosión Cámbrica de la Vida)  y las nuevas estrategias de vida. Estos nuevos organismos empezaron por primera vez a explotar el subsuelo marino en busca de alimentos, en lo que se conoce como la Revolución Agronómica o la Revolución de los Sustratos Cámbricos. Los tapices microbianos, comunes en tiempos anteriores, quedaron restringidos a ambientes muy concretos y la mayoría de los animales que vivieron en ellos se extinguieron (ej. Fauna de Ediacara).


En el caso de los equinodermos este evento marcó de manera notable su evolución. Grupos comunes en el Cámbrico inferior, como Helicoplcoideos o algunos Edrioasteroideos, y adaptados a la vida sobre sustratos firmes microbianos, se extinguieron, dando paso a la aparición de formas nuevas y con nuevas estrategias de vida. Hasta ahora se pensaba que todos los edrioasteroideos cámbricos vivían fijados al sustrato, pero un reciente estudio muestra que esto no era así. En él, Samuel Zamora y Andrew Smith (Museo de Historia Natural, Londres) describen los primeros edrioasteroideos cámbricos del grupo de los isorófidos fijados a fragmentos de trilobites. Hasta ahora se pensaba que estos edrioasteroideos con esta estrategia de fijación cementante no aparecían hasta el Ordovícico inferior. Han sido encontrados en el Parque Natural del Moncayo (Zaragoza) y descritos con el nuevo nombre de Protorophus hispanicus.

Otro evento importante en la evolución de los equinodermos fue controlado por la aparición de los primeros sustratos endurecidos (hardgrounds), en zonas proximales de alta energía. A partir del Cámbrico superior numerosas formas migraron de las zonas profundas y tranquilas a estos nuevos nichos, que empezaban a ser abundantes en las zonas proximales de alta energía. Para ello desarrollaron nuevas estrategias de anclaje.  Los edrioasteroideos por ejemplo, no calcificaban su zona inferior (aboral) y se fijaban mediante succión (estrategia de lapa), y los eocrinoideos desarrollaron estructuras de fijación muy fuertes mediante cementos (estrategia cementante). El reciente descubrimiento de los órganos de fijación en sustratos firmes de eocrinoideos  más antiguos conocidos (ver Zamora y colaboradores), muestra que los equinodermos ya estaban pre-adaptados cuando los primeros sustratos endurecidos empezaron a ser comunes en el registro geológico, a partir del Cambrico superior. Los fósiles descritos proceden de la Cordillera Cantábrica, de una cantera abandonada entre León y Oviedo.

Estos dos hallazgos anticipan hasta el Cámbrico medio algunas de las estrategias de vida que los equinodermos usaron para interactuar con el sustrato y que sólo se conocían, hasta el momento, varios millones de años más tarde (Cámbrico superior-Ordovícico).

Para más información:
Zamora, S. & Smith, A. B. 2010. The oldest isorophid edrioasteroid (Echinodermata) and the evolution of attachment strategies in Cambrian edrioasteroids. Acta Palaeontologica Polonica, 55 (3):487-494.

Zamora, S., Clausen, S., Álvaro, J.J. & Smith, A.B. 2010. Pelmatozoan echinoderms as colonizers of carbonate firmgrounds in Mid-Cambrian high energy environments. Palaios, 25 (12): 64-68.


Ver listado de noticias