Inicio > Noticias

Noticias

23/12/2007 (Turquia)

La evidencia más antigua de tuberculosis en homínidos

Un grupo de investigadores norteamericanos y turcos acaban de publicar un trabajo en el American Journal of Physical Anthropology sobre un fragmento craneal de Homo erectus con evidencias de tuberculosis. En la fotografía se señala la zona con perdida de hueso que demuestra la presencia de esta enfermedad.

El fósil proviene de Turquía y tiene una antigüedad de unos 500.000 años. La importancia de este fósil es doble, por una parte demuestra la presencia de Homo erectus en esta parte de Asia. Por otra que la tuberculosis estaba presente en humanos primitivos. Hasta el momento, las evidencias más antiguas eran en momias egipcias y peruanas. Los paleontólogos han dedicado décadas en Turquía a la búsqueda de Homo erectus, considerada la primera especie humana en emigrar desde África.

El fósil es un fragmento de cráneo de un hombre joven que presenta unas pequeñas heridas en el interior del cráneo, cuya forma y situación son típicas de la tuberculosis por lepto-meningitis, una forma de tuberculosis que ataca las meninges del cerebro y que es causada por lo general por una infección bacteriana

En la publicación se relaciona la presencia de esta enfermedad con la teoría de que la humanos con piel de color oscura que migra desde latitudes tropicales hacia el norte, produce menos vitamina D. Esto que puede afectar de manera adversa el sistema inmune y el esqueleto, produciendo enfermedades como la tuberculosis. Según Kappelman, el color de la piel representa una de las más elegantes adaptaciones de la biología. “La producción de vitamina D en la piel sirve como una de las primeras líneas de defensa contra muchas infecciones y enfermedades. La deficiencia de vitamina D se asocia a la hipertensión, la esclerosis múltiple, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer”.

La referencia completa del trabajo es: Kappelman, J. et al. (2007). First Homo erectus from Turkey and implications for migrations into temperate Eurasia, American Journal of Physical Anthropology, 135, 1, 110-116.
Ver listado de noticias