Inicio > Noticias

Noticias

17/03/2009 (Alberta, Canada)

Un nuevo (y minúsculo) Microraptorino

Los paleontólogos Nicholas R. Longricha y Philip J. Currie acaban de publicar en la versión online de la revista PNAS un nuevo dinosaurio terópodo, Hesperonychus elizabethae, que no superaba, según los autores, los dos kilogramos de peso. El ejemplar, compuesto exclusivamente por una cadera parcial, fue recuperado durante una revisión de material del Royal Tyrrell Museum, donde estaba identificado como una cadera de lagarto recuperada en la formación Dinosaur Park en 1982. Esta revisión  permitió identificar correctamente el material como perteneciente a un dinosaurio adulto (los huesos de la cadera aparecen fusionados, fenómeno que en dinosaurios se produce durante el desarrollo).

Hesperonychus elizabethae se ha convertido en el dinosaurio (excluyendo aves) de menor tamaño pequeño descrito hasta la fecha en Norteamérica. Además se han asignado a este nuevo género otros restos de terópodos de pequeño tamaño recuperados en la misma formación.

Normalmente cuando alguien nos habla de dinosaurios carnívoros, la primera imagen mental suele ser la de grandes terópodos como Tyrannosaurus o Giganotosaurus, y quizás los medianos Deinonychus/Velociraptor de la saga de Jurassic Park. Sin embargo, cuando observamos un ecosistema actual, donde dominan los mamíferos, uno de los nichos ecológicos ocupado por más profusión de especies e individuos es el de los pequeños carnívoros endotérmicos, de peso inferior a los 10 kg. ¿Quién ocupaba estos nichos en la época de los dinosaurios? Normalmente se piensa en los minúsculos mamíferos que coexistieron con los dinosaurios, pero nuevos estudios como este señalan que los dinosaurios también aprovechaban las ventajas de ser pequeño y voraz. Estos datos solamente nos los pueden aportar la micropaleontología de vertebrados, a través del lavado y tamizado de sedimentos, o de hallazgos singulares como el de Hesperonychus elizabethae.

Hesperonychus elizabethae
no está emparentado con los otros terópodos de pequeño tamaño del continente americano, sino que pertenece a la subfamilia Microraptorinae, un grupo de pequeños terópodos que no se conocía hasta la fecha fuera del continente. Así pues, Hesperonychus elizabethae se convierte en una prueba más de las afinidades entre las faunas asiáticas y norteamericanas durante el Cretácico, como ya mostraban otros grupos, como los mamíferos y los hadrosaurios. Además, Hesperonychus elizabethae es el miembro más moderno de este grupo, conocido hasta la fecha exclusivamente en el Cretácico Inferior.

En resumen una monada de bicho, que además aporta nuevos datos a la paleobiogeografía del Cretácico.

La referencia completa es:
Longrich, N. R. & Currie, P.J.2009. A microraptorine (Dinosauria–Dromaeosauridae) from the Late Cretaceous of North America. PNAS published online before print March 16, 2009, doi:10.1073/pnas.0811664106
Ver listado de noticias