Inicio > Noticias

Noticias

26/02/2010 (Navarra, España)

Descubiertos los sirenios fósiles más antiguos de Oeste de Europa


Un equipo de investigadores liderados por Humberto Astibia de la Universidad del País Vasco acaban de describir los restos fósiles de sirenios más antiguos del Oeste Europa. En la investigación que ha participado nuestra aragosaurera Ainara Badiola se describen varios huesos de este grupo de mamíferos recuperados en el Eoceno Medio de Navarra. El material es fragmentario y escaso, ya que son costillas, algún fragmento de vértebra y de húmero, pero abre unas perspectivas enormes para la búsqueda de los primeros representantes de este grupo, que quizás estén en la Península Ibérica.

Los sirenios o manatíes es el único grupo de mamíferos marinos comedores de plantas. Están completamente adaptados a la vida acuática, ya que nunca dejan el agua, ni cuando paren. Su nombre “sirenas” tiene poco que ver con su morfología externa, ya que son animales muy gruesos y de movimientos lentos. En la actualidad viven exclusivamente en aguas tropicales como Florida. Se encuentran en las costas, tanto en aguas dulces como saladas y en ríos. Son animales extremadamente tranquilos que están solo representados por tres especies en la actualidad de distribución tropical (África occidental, Caribe y la Amazonia.

Los fósiles más antiguos de sirenios se han encontrado en el Ypresiense (Eoceno Inferior) de Hungría. Se trata de individuos con cuatro patas y por tanto con un cierto comportamiento terrestre. En el Eoceno se diversificaron en varias familias que se distribuyeron por todo el Tetis, encontrándose fósiles a lo largo del Terciario en Norteamérica, Europa, África, India etc. La escasa presencia en la actualidad puede deberse a la bajada de temperatura del Pleistoceno, ya que son animales ligados a medios tropicales.

Su descubrimiento en el Eoceno Medio de Navarra demuestra una vez más como el cinturón tropical durante el Eoceno ocupaba toda la Península Ibérica. Debieron ser animales relativamente abundantes, ya que Ainara también los ha encontrado en el Eoceno Medio de Ainsa (Huesca), tal y como os contamos el año pasado. Los restos navarros son fragmentarios, pero tienen suficientes caracteres para incluirlos en la familia Dugongidae. Como aspecto curioso, os diremos que presentan las costillas con la típica estructura ósea compacta, típica de vertebrados marinos. Esta una adaptación que tienen para poder tener un mayor peso y hundirse en el agua.

La referencia completa es: Astibia etal. 2010. New fossils of Sirenia from the Middle Eocene of Navarra (Western Pyrennees): the oldest West European sea cow record. Geological Magazine.
Ver listado de noticias