Inicio > Investigación > Los Rincones, Purujosa

Investigación / Yacimiento Los Rincones, Purujosa

Edad: Pleistoceno

Tipo de hallazgos: Huesos fósiles

Organismos: ciervos, cabras, grandes bóvidos, caballos, osos, grandes felinos, insectivoros, roedores, etc

Roca que los contiene: Arcilla de relleno cárstico en un medio continental

Visita la galería fotográfica de este yacimiento

Descripción

La cueva de los Rincones se encuentra dentro del Parque Natural de la Dehesa del Moncayo, al este de la localidad de Purujosa, en un amplio circo rocoso que forma el barranco de los Rincones, debido a su situación y amplitud de su boca, esta cueva se conoce desde tiempos inmemoriales por los naturales del lugar, como atestigua el muro de mampostería en la entrada el cual evidencia la utilización de esta como aprisco.

La cueva es inspeccionada y descrita en marzo del año 1970 por el Grupo de Espeleología de Badalona, que realiza unas prospecciones espeleológicas por la zona. Un año más tarde, en mayo del año 1971, la cueva es explorada por el Grupo de Espeleología Martel (Zaragoza) y más recientemente, en 2005 miembros del CEA (Centro de Espeleología de Aragón), realizan la topografía de la cavidad. Durante los trabajos topográficos se localizan diversos restos fósiles entre los que destaca por su excelente grado de conservación un cráneo de oso pardo, (Ursus arctos). A partir del 2006 la colaboración entre el CEA y el grupo Aragosaurus ha permitido la realización de varias visitas a la cueva así como una campaña de excavación en Junio de 2010, en la que se obtuvieron numerosos restos fósiles.

La singularidad del yacimiento paleontológico de la Cueva de los Rincones es notable. Ya que desde las primeras inspecciones paleontológicas se observaron numerosos restos óseos de mamíferos herbívoros y carnívoros en superficie; la mayoría de ellos en buen estado de conservación. La dispersión espacial de los restos así como su posición y conservación parece indicar que los restos se encuentran en posición original “in situ” en el mismo estado en el que se depositaron por primera vez. Aunque es todavía un poco pronto para afirmarlo, estas inspecciones preliminares nos permite aventurar que la cavidad ha permanecido sellada desde que la entrada principal se cegara por la caída de los grandes bloques de la entrada y que los restos óseos se pueden considerar fósiles, probablemente del final del Cuaternario, que fueron acumulados allí por la acción de carnívoros y/o que sirviera además como refugio a los osos y otros carnívoros que se encuentran dispersos tanto entre los bloques, como parcialmente enterrados en el sedimento.

Durante las próximas campañas de excavación y mediante el estudio de los restos en el laboratorio de la Universidad trataremos de dar respuesta a las siguientes cuestiones: ¿cuál fue la causa de esta acumulación? ¿Fue la cueva ocupada por el ser humano? ¿Qué carnívoros vivieron en la cueva, si vivían? ¿Se produjo la acumulación en un momento único o la cueva fue utilizada durante un cierto intervalo de tiempo? ¿A partir de esta muestra, qué animales vivieron en los alrededores del Moncayo?


Volver al listado de yacimientos de Zaragoza
Volver al Mapa para seleccionar una localización