Yacimiento: Atapuerca

Inicio / Yacimientos / Atapuerca

Descripción:



La microfauna de Atapuerca En la investigación sobre la evolución humana, un objetivo muy importante es poder reconstruir los paisajes en los que vivieron nuestros ancestros. El complejo fenómeno que conocemos como paisaje es el resultado de la interacción entre la fauna y la flora, la geología, el clima y el relieve. Los paleontólogos, que estudiamos la fauna fósil solemos dividir informalmente la fauna en macro y en microfauna. La microfauna de Atapuerca, unos cuantos de miles de restos de vertebrados fósiles, de tamaños no mayores de un centímetro en la mayoría de los casos, está a cargo de nuestro equipo en el área de Paleontología de la Universidad de Zaragoza (el que quiera profundizar más puede solicitar nuestras publicaciones). Microfauna es un término informal en el que se incluyen mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces de menos de 2-5 kgs de peso cuyo estudio requiere técnicas micropaleontológicas para su extracción y estudio como un equipo para el lavado-tamizado de sedimentos en cantidades industriales (del orden de la tonelada diaria en el caso de Atapuerca) y la lupa binocular o el microscopio electrónico (Ver fotos). Para dar una idea de las dimensiones industriales- de nuestro trabajo podemos contar que en las campañas de las excavaciones de Atapuerca que comenzaron en el año 1991 a cargo de los tres directores actuales (Arsuaga, Bermúdez de Castro y Carbonel), llevamos lavando-tamizando cerca de una tonelada de sedimento o relleno de cuevas diaria: si consideramos que el período de lavado-tamizado por campaña es de unos 18 días, llevamos desde 1991 la friolera de 18*14= 252 toneladas. ¡Estamos lavando todo el relleno de cuevas que acabó cegando y sellando las tumbas de nuestros antepasados! Paleoecología y clima en el cuaternario En nuestro laboratorio, el estudio de los microvertebrados de Atapuerca se desarrolla según la sistemática paleontológica clásica en la cual todos los miembros de los cuatro órdenes de mamíferos generalmente pequeños como son los roedores (lirones, ratoncillos, topillos), los insectívoros (musarañas, musgaños, erizos), los lagomorfos (liebres y conejos) y los quirópteros. Es interesante saber que en el estudio de la fauna de muchos yacimientos arqueológicos, los lagomorfos, los grandes esciúridos como las marmotas, los puercoespines (ver artículo sobre los puercoespines) y castores se incluyen dentro de los macro o meso mamíferos ya que la mayoría de sus partes anatómicas se extraen al hacer la excavación, ya que se pueden manipular con las manos. Esto supone un sesgo importante en el estudio sistemático de los órdenes mencionados, y lo que es aún más importante a la hora de analizar la paleoecología y bioestratigrafía de los yacimientos, reconstruir el paisaje y conocer la edad de los distintos niveles.



Bandera Gran BretañaDescription:


The microfauna of Atapuerca In the study of human evolution, a major objective is to be able to reconstruct the landscapes in which our ancestors lived. The complex phenomenon we know as a “landscape” is a result of the interaction between the fauna and the flora, the geology, the climate and the relief of the area. Palaeontologists studying the fossil fauna generally draw an informal distinction between macrofauna and microfauna. The microfauna of Atapuerca, comprising several thousand remains of vertebrate fossils, in most cases no greater than a centimetre in size, is the responsibility of our team from the palaeontology department of the University of Zaragoza (for those who require more information, our publications are available on request). Microfauna is an informal term that includes mammals, birds, reptiles, amphibians and fish of less than 2-5 kg in weight. The extraction and study of such fossils requires micro-palaeontological technology such as equipment for the washing and sifting of sediment on an industrial scale (of the order of a tonne a day in the case of Atapuerca), the binocular magnifying glass or the electronic microscope (see photos). To convey some idea of the dimensions of our work, here are some figures. In the course of the Atapuerca excavation campaigns that began in 1991 under the supervision of the three current directors (Arsuaga, Bermúdez de Castro and Carbonel), we have been washing and sifting roughly a tonne of sediment or cave filling each day: calculating that the period of washing and sifting each campaign lasts some 18 days, then since 1991 we have gone through a cool 252 (= 14 x 18) tonnes! We are washing and sifting our way through the entire cave filling that eventually closed and sealed off our ancestors’ graves! Palaeoecology and climate in the Quaternary In our laboratory the Atapuerca microvertebrates are studied in accordance with classic palaeontological systematics, which distinguishes four orders of generally small mammals: rodents (dormice, mice, voles), insectivores (shrews, water shrews, hedgehogs), lagomorphs (hares and rabbits) and chiropterans.
IUCA. Instituto universitario de investigacíon en ciencias ambientales de Aragón. Unizar