Inicio > Noticias

Noticias

18/10/2010 (Shangai 2010)

Los PRIMEROS ASENTAMIENTOS HUMANOS EN EURASIA en el PABELLÓN de ESPAÑA de la Exposición Universal


El desarrollo del congreso internacional "Los primeros asentamientos humanos en Eurasia"  fué uno de los objetivos de Exelencia dentro del programa de actividades del Pabellón de España en Exposición Universal de Shanghai 2010 abreviadamente Expo 2010. La participación más importante fué la del equipo de Atapuerca, con contribuciones también relevantes de otros colegas que trabajan en este intervalo temporal, entre 1,8 y 0,6 millones de años.  Este período está jalonado por el asentamiento y dispersión de diferentes especies humanas en eurasia. En las últimas décadas el esfuerzo de los científicos ha permitido responder a algunas cuestiones pero ha planteado nuevos retos y preguntas: ¿Es el clima el que influye en la evolución de los homínidos y en su dispersión? (MR Palombo, Guo, Berger, Yin & Qin, Wang), las barreras ecológicas influyen en la dispersión de las especies de Homo y las de otros mamíferos (J Rodríguez, van der Made, Zhao); ¿cuál es la edad de los primeros europeos? ¿y la de los primeros asiáticos? (Cuenca-Bescós, Agustí, Parés, Martínez-Navarro, Zhou & Nian), ¿cómo eran y cómo vivían estos humanos? (Arsuaga, Gracia, Martínez, Lorkipanidze, Martinón, Bermúdez de Castro, Dennell, Qin, Jin & Li, MA Lumley) y finalmente ¿qué extensión tenían sus asentamientos? ¿tenían dividido el espacio? ¿qué tipo de herramientas utilizaban? (Wang, Gao, Hou, Mosquera, Ollé, Huguet, Goren-Inbar, H. Lumley).

Desde Aragosaurus, podemos responder a alguna de estas cuestiones a través del estudio de la microfauna, que es nuestra especialidad. Podemos decir que los primeros europeos tenían una edad de entre 1,4 y 1,2 millones de años y que se encuentran junto a nuestros ratones y musarañas en los niveles inferiores de la Sima del Elefante, en Atapuerca. Además hay especies de pequeños mamíferos que se dispersan desde Africa y desde Eurasia por lo que no vemos porqué no lo van a hacer especies tan grandes y poderosas como las del género Homo. El clima influye, creemos que en las épocas en las que el bosque es cerrado la dispersión es nula o muy lenta. Cuando se abre el paisaje los humanos pueden dispersarse con más rapidez desde el mediterráneo hacia el norte de Europa. No podemos decir nada de la biología de Homo ni de su industria lítica, pero sí decir que los pequeños vertebrados que encontramos en Atapuerca estan rodeando, junto, por encima y por debajo, es decir envolviendo, junto con el resto del sedimento, a los fósiles humanos y a sus industrias.
Ver listado de noticias