Inicio > Noticias

Noticias

22/10/2010 (EE.UU., Utah)

Una evidencia de dinosaurios buscando mamíferos en sus madrigueras


Investigadores norteamericanos acaban de publicar la primera evidencia de la búsqueda de alimento escarbando en el suelo por parte de dinosaurios terópodos. Posiblemente se trata de la búsqueda de pequeños mamíferos refugiados en sus madrigueras, en un comportamiento muy similar al que presentan muchos mamíferos carnívoros actuales. Solo hay que recordar la imagen de los perros cuando frenéticamente escarban en el suelo buscando pequeños topillos. La evidencia se trata de un complejo icnofósil (ver en la fotografía) donde se ha quedado marcado la falange ungeal (la garra) de un dinosaurio terópodo de tamaño medio.

En el registro fósil hay muy pocas evidencias de las relaciones de presa – predador entre mamíferos y dinosaurios. Una de las mejores es precisamente la evidencia del consumo de un mamífero gobiconodóntido de pequeños dinosaurios. La nueva evidencia que presentan Simpson y colaboradores proviene de los sedimentos del Cretácico Superior de Utah. En la fotografía se puede observar que se trata de un icnofósil conservado como “contramolde” en la base de un estrato de areniscas. La compleja morfología de este icnofósil fue producida por la escarbación de un dinosaurio terópodo que podría ser un dromeosáurido o un troodóntido. Asociadas a esta icnofósil hay galerías excavadas por pequeños mamíferos, por lo que los investigadores hay deducido que el o lo dinosaurios carnívoros estaban buscando presas refugiadas en el fondo de sus madrigueras. Se trata de uno de esos fantásticos fósiles en los que se ha conservado una parte de la vida del Mesozoico.

La referencia completa es:

Simpson, E.L., Hibert-Wolf, H.L., Wizevich, M.C., Tindall, S.E., Fasinski, B.R., Storm, L.P., Needle, M.D. 2010. Predatory digging behavior by dinosaurs. Geology, 38, 2, 699-702.
Ver listado de noticias