Inicio > Noticias

Noticias

07/02/2011 (New Mexico, EE.UU.)

Un gigantesco saurópodo en el final del Cretácico en Norteamérica


En la fotografía se puede ver una reconstrucción de Argentinosaurus de la exposición permanene del Museo de Plaza Huincult (Neuquén, Argentina). Se suele considerar como el dinosaurio más grande conocido. Hay autores que afirman que pesaría 70 toneladas. Argentinosaurus forma parte de un grupo de gigantescos titanosaurios que habitaron Argentina en el Cretácico Superior, entre lo que también estaría Puertasaurus y otros más.

En el Cretácico Superior de Norteamamérica se conoce desde hace tiempo la presencia del titanosaurio Alamosaurus sanjuanensis. Los  restos que se conocían de este saurópodo eran de un tamaño medio y muy alejado de titanosaurios gigantescos como Alamosaurus. Denver Fowler y Robert Sullivan del Museum of the Rockies y del State Museum of Pennsylvania respectivamente acaban de publicar en la revista Acta Paleontologica Polonica el descubrimiento de los restos de un gigantesco titanosaurio en Norteamérica.

Se trata dos enormes vertebras y parte de un fémur del Miembro Naashoibito Member de la Formación Ojo Alamo (New Mexico). Estas piezas son de diferentes yacimientos y por tanto no pertenecen al mismo ejemplar. Todas las piezas las asignan a Alamosaurus sanjuanensis. Una de las vértebras es una cervical posterior de tamaño similar a las Puertasaurus, un saurópodo de tamaño similar a Argentinosaurus del Maastrichtiense de Mendoza (Argentina). Esto significa que los ejemplares que se conocían hasta el momento de Alamosaurus eran de individuos juveniles, lo que significaría que Alamosaurus fue el dinosaurio más grande del Cretácico Superior de Norteamérica y uno de los mayores del mundo. El fémur reconstruido le calculan 1.85, lo que supone un menor tamaño que Argentinosaurus (2,45 m), u otros saurópodos como Antarctosaurus giganteus (2,35 m) o Brachiosaurus altithorax (2.03). Esto podría ser porque el fémur podría ser de un individuo de menor tamaño que el de las vértebras.

Por tanto, al final en el Maastrichtiense de la parte sur de Norteamérica (Tejas, New Méjico) vivió un saurópodo titanosaurio de gran tamaño.

La referencia completa es: Fowler, D.W., Sullivan, R.M. (in press). The giant titanosaurian sauropod from the Upper Cretaceous of North America. Acta Paleontologica Polonica. doi:10.4202/app.2010.0105
Ver listado de noticias