Inicio > Noticias

Noticias

08/06/2009 (Colunga, Asturias, España)

Los terópodos del Museo del Jurásico de Asturias

El primer resto de dinosaurio encontrado en España fue un diente de terópodo del Jurásico Superior de Ruedes (Asturias), mencionado por Guillermo Schulz en 1858 y actualmente en paradero desconocido. No obstante, los restos de terópodos son, por el momento, escasos en el Jurásico de Asturias. Desde 1993 a la actualidad se han recuperado algunos fósiles de terópodos procedentes de distintos yacimientos del Jurásico Superior de Villaviciosa y Ribadesella, pero sólo se han descrito una vértebra caudal y cuatro dientes. En un trabajo recientemente publicado por los chicos del Muja (José Ignacio Ruiz-Omeñaca et al) estudian los doce dientes de terópodo conservados en el Museo del Jurásico de Asturias. Este trabajo se ha publicado en las Actas de las IV Jornadas Internacionales sobre Paleontología de Dinosaurios y su Entorno editadas nuestros colegas del CAS.


 

Os adjuntamos el resumen del trabajo. Los dientes estudiados proceden de los yacimientos de Aranzón, Arroyo de la Escalera y Puerto de Tazones (Villaviciosa), y Playa de Vega (Ribadesella). Todos los dientes proceden de la Formación Lastres, excepto los dos de Playa de Vega que pertenecen a la Formación Vega. Ambas formaciones están datadas como Kimmeridgiense mediante carofitas y ammonoideos. La longitud basal de los dientes oscila entre 3.1 y 31 mm, y el número de dentículos/ mm entre 1.4 y 8.7. En todos los ejemplares, los dentículos tienen forma de cincel; en uno se desarrollan además caudal (“blood grooves“). Se han reconocido cuatro morfologías, asignadas a: i) Theropoda indet.: dientes con dentículos mesiales y distales subiguales a lo largo de todo el borde mesial/distal; ii) Carnosauria? indet.: dientes con dentículos mesiales y distales subiguales a lo largo de todo el borde distal pero sólo en la mitad apical del borde mesial; iii) Carcharodontosauridae? indet.: un diente con arrugas curvadas en el esmalte en el borde mesial; iv) Maniraptora indet: un diente con dentículos distales pero sin dentículos mesiales.

Los dientes más grandes pudieron pertenecer a individuos de hasta 8.4-8.7 m de longitud (comparando con el carnosaurio Acrocanthosaurus), y los más pequeños a individuos de tan sólo 0.7-1.3 m (comparando con los manirraptores Bambiraptor, Huaxiagnathus, Juravenator y Sinornithoides). El diente asignado a Carcharodontosauridae? indet. representa, junto a los dientes de Megalosaurus(?) ingens JANENSCH 1920 del Kimmeridgiense-Titónico de Tanzania, la única evidencia de esta familia de carnosaurios en el Jurásico mundial.

La referencia completa es: Ruiz-Omeñaca, J. I., Piñuela, L., García-Ramos, J. C. y Canudo, J. I. 2009. Dientes de dinosaurios carnívoros (Saurischia: Theropoda) del Jurásico Superior de Asturias. Actas de las IV Jornadas Internacionales sobre Paleontología de Dinosaurios y su Entorno. Salas de los Infantes, Burgos, 273-291.

[Descarga el PDF relacionado]Ver listado de noticias