Inicio > Noticias

Noticias

08/11/2009 (Montana, EE.UU.)

Los jóvenes tiranosáuridos solucionan sus disputas a mordiscos.


Investigadores norteamericanos liderados por Joseph E. Peterson de la Northern Illinois University acaban de publicar un interesante articulo en la revista Palaios con la descripción de mordiscos en el cráneo de terópodo tiranosáurido de la Formación Hell Creek (final del Cretácico) en el centro de Norteamérica. Describen las marcas de los mordiscos en este cráneo y realizan una hipótesis de cómo se pudieron producir a partir de modelos actuales de comportamiento observado en cocodrilos.



El cráneo de este tiranosáurido presente una serie de cuatro agujeros (ver fotografía) de forma ovalada. Se sitúan entre el maxilar inferior y el nasal. La forma y posición de estas marcas son coherentes con lesiones producidas por el mordisco de un atacante de tamaño similar e incluso de la misma especie que la victima del mordisco. La remodelación y un crecimiento anormal de los huesos del cráneo indica que las heridas producidas no fueron mortales y la victima sobrevivió al ataque.

Hasta el momento las heridas en huesos de terópodos interpretadas como resultado de luchas entre individuos de la misma especie eran de ejemplares adultos. El descubrimiento de este nuevo ejemplar parece indicar que el comportamiento de lucha también estaba presente en ejemplares inmaduros. Este tipo de peleas se ha observado en la actualidad en cocodrilos, por lo que los pequeño tiranosáuridos podrían tener un patrón similar de agresividad. La razón de estas peleas habría que buscarla en comportamientos sexuales, competencia por el territorio, comida, de manera similar a como sucede en la actualidad.

La referencia completa es: Peterson, J. E., Henderson, M. D., Scherer, R. P. & Vittore, C. P. 2009. Face biting on a juvenile tyrannosaurid and behavioral implications. Palaios, 24, 780-784.
Ver listado de noticias