Inicio > Noticias

Noticias

30/12/2009 (China)

Descubierto un pequeño terópodo venenoso


La presencia de veneno en los vertebrados fósiles parece que era más común de lo que se había supuesto, y en los últimos años se van acumulando evidencias en diferentes grupos como fue el descubrimiento por nuestra parte de un aparato de inyectar veneno en una musaraña del Pleistoceno de Atapuerca. Hace unas pocas semanas se publicaron pruebas de un nuevo dinosaurio con capacidad de producir e inyectar veneno. Se trata de Sinornithosaurus haoiana, un pequeño terópodo del Cretácico Inferior de China. El holotipo de esta especie proviene de los famosos yacimientos de conservación excepcional donde se han encontrado ejemplares con impresiones de plumas. Sinornithosaurus haoiana posiblemente las tendría, aunque no se han conservado en el individuo estudiado.


El trabajo ha sido publicado en la prestigiosa revista norteamericana Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) por parte de investigadores chinos y norteamericanos. Lo que han observado es unos surcos en los dientes y ciertas adaptaciones del cráneo que indican una adaptación ecológica a la inoculación de veneno. Sinornithosaurus sería el primer dinosaurio venenoso que estaría evolutivamente cercano a las aves. Tendría un pequeño tamaño, no mayor de un pavo y conviviría hace 125-130 millones de años con otros dinosaurios carnívoros similares al conocido Velociraptor y con un gran cantidad de aves en los bosques de esta parte de China.

Esta adaptación le permitiría a Sinornithosaurus predar con facilidad a otros ágiles dinosaurios y aves con los que convivía. Para los autores del estudio, el sistema del aparato venenoso de Sinornithosaurus es similar al que presentan algunos lagartos y serpientes actuales. Encuentran que tendría un sistema de distribuir el veneno muy parecido al que presenta el lagarto moteado que vive en Méjico. Habría una diferencia ya que Sinornithosaurus tiene unos dientes más largos y por tanto le permitiría penetrar en capas más gruesas, como podrían ser las plumas de las aves que posiblemente cazaba.

Este descubrimiento abre el camino para investigar en detalle los dientes de estos pequeños terópodos, ya que la presencia de surcos similares a los Sinornithosaurus no son raros en otros taxones representados únicamente por dientes aislados. Posiblemente en los próximos años vamos a asistir al descubrimiento y a la interpretación de otros taxones como dinosaurios venenosos.


Ver listado de noticias