Inicio > Noticias

Noticias

29/03/2010 (Australia)

"Tyrannosaurus dundee"

Muchas veces se ha dicho que la ciencia avanza porque alguien se encuentra en el lugar adecuado en el momento oportuno. En paleontología, encontrar el taxón que esclarece la historia evolutiva de un linaje en los estratos adecuados y en la provincia paleobiogeográfica correcta es siempre muy interesante. Sin embargo, una de las mayores ambiciones de cualquier paleontólogo es encontrar un nuevo fósil que, por estar en el momento o en el lugar inapropiados, despatarre todo lo establecido anteriormente como cierto.

Este es el caso del hallazgo que publicaban la semana pasada Benson y colaboradores en la prestigiosa revista Science. Y lo sorprendente es que esta vez el descubrimiento que retuerce el conocimiento paleontológico y nos obliga a reescribir una parte (pequeña pero interesante) de la historia de la tierra no es un superdinosaurio conservado con plumas, párpados y fosilizado mientras daba a luz a una docena de crías vivas (lo cual, de hecho, también sería un bombazo) sino un pubis. Un simple pubis. Un único hueso que, pese a hallarse en el momento adecuado (Cretácico Inferior) se halla en un lugar impresionantemente inadecuado (Australia)
El pubis en cuestión pertenece a un dinosaurio tiranosaurido, un pariente cercano del terópodo que, si bien no era el más grande ni el más fiero, probablemente es el que tiene el mejor departamento de marketing del mundo, el Tyrannosaurus rex. El pubis fue recuperado en la mítica Dinsoaur Cove y data del Aptiense superior-Albiense inferior. Los tiranosauridos son un grupo de (mayoritariamente) megaterópodos que dominó los ecosistemas del Cretácico Superior de Laurassia, especialmente Norteamérica, durante el Cretácico Superior. De este grupo se conservan fósiles desde el Jurásico Superior, donde dinosaurios como Stokesosaurus, Guanlong o Aviatyrannis ya presentan los rasgos característicos del grupo, como son los pequeños miembros anteriores y las poderosas mandíbulas. Pero hasta el miércoles pasado, su registro se restringía a Laurasia, lo cual resultaba sorprendente, teniendo en cuenta que durante el Jurásico Superior los puentes entre las futuras Laurasia y Godwana abundaban, y muchos otros linajes que datan de esa época tienen distribuciones claramente pangeáticas. El hallazgo de este pubis, prácticamente indistingible del de otros tiranosauroideos de pequeño tamaño  como Raptorex, amplia al megacontienete austral el registro de este linaje, apuntando que su historia evolutiva es mucho más interesante de lo que hasta ahora se pensaba.

La referencia completa del trabajo es:

 Benson, R. B. J., Barrett, P. M., Rich, T. H. & Vickers-Rich, P. 2010. A southern tyrant reptile. Science 327, 1613.

Ver listado de noticias