Inicio > Noticias

Noticias

04/05/2010 (Rumania)

Una sobre saurópodos enanos


Un equipo de científicos liderados por Koen Stein (fotografía) y Martin Sander de la Universidad de Bonn acaban de publicar un interesante trabajo en la revista norteamericana PNAS donde demuestran que Magyarosaurus dacus se trataba de un dinosaurio enano. También participa un buen amigo de Aragosaurus como es José Luis Carballido. Para hacer este estudio han analizado la microestructura de varios húmeros de este saurópodo. Han realizado pequeñas perforaciones para obtener una muestra del interior de hueso fosilizado. Esta muestra ha conservado perfectamente la estructura celular y lo más importante la secuencia de crecimiento de este hueso. En los saurópodos se conserva el crecimiento completo, a diferencia del hueso humanos (por ejemplo) que se reabsorbe por completo durante el crecimiento.


En 1895, la hermana de un paleontólogo muy particular llamado Franz Nopcsa descubrió unos pequeños huesos de dinosaurio en Transilvania. Nopcsa descubrio más restos de este dinosaurio, lo que permitió incluirlo en un nuevo saurópodo que llamó Magyarosaurus dacus. Nopcsa interpreto que se trataban de restos de animales enanos que habían evolucionado en unas islas. Magyarosaurus tendría el tamaño de un caballo, que en una primera aproximación no parecería un enano, pero si para los saurópodos que agrupa a los mayores animales terrestres. Generalmente tienen más de 15 metros de longitud. Por tanto Magyarosaurus es extremadamente pequeño para los saurópodos.

Durante años se ha discutido sobre la cuestión si Magyarosaurus era un enanismo producido por el aislamiento en islas de pequeño tamaño. En los niveles estratigráficos donde se han encontrado Magyarosaurus dacus también se han recuperado huesos de grandes saurópodos, por lo que para algunos autores los huesos pequeños se trataba de ejemplares juveniles de saurópodos más grandes y no verdaderos dinosaurios enanos.  

El nuevo estudio demuestra que los ejemplares más grandes son de otra especie distinta. Por otra parte, la microestructura de los huesos de los ejemplares más pequeños de Magyarosaurus dacus es idéntica que la de los individuos más viejos. Esto significa que este saurópodo tenía un crecimiento muy lento. Para los colegas, este patrón es una prueba de la adaptación de los saurópodos a las islas del Cretácico Superior del Este de Europa, donde las limitaciones tróficas se tradujeron en un proceso evolutivo con una disminución del tamaño de su cuerpo.

La referencia completa es:

Stein, K., Csiki, Z., Curry Rogers, K., Weishampel, D. B., Redelstorff, R., Carballido, J. L., Martin Sander, P. 2010. Small body size and extreme cortical bone remodeling indicate phyletic dwarfism in Magyarosaurus dacus (Sauropoda: Titanosauria). www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1000781107


Ver listado de noticias