Inicio > Noticias

Noticias

28/11/2010

Los metriorrínquidos tenían una dieta hipercarnívora


Los metriorrínquidos son un grupo de cocodrilos marinos, perfectamente adaptados al ambiente pelágico, que vivieron durante el Mesozoico. Dentro de este grupo de cocodrilos se encuentran los géneros Dakosaurus y Geosaurus. Un reciente trabajo publicado en la revista norteamericana JVP hace un repaso a algunas adaptaciones tanto del cráneo como de la dentición de estos cocodrilos. Una de ellas es la zifodontia, es decir dientes aplastados lateromedialmente y con bordes anterior y/o posterior con pequeños dentículos. Morfológicamente serían muy parecidos a los de los dinosaurios carnívoros. Estas adaptaciones indica que algunos metriorrínquidos estaban adaptados a una dieta hipercarnívora, es decir su alimentación estaba compuesta en un 70%, al menos, por carne.


El artículo incluye una descripción detallada de un diente hallado en el SO de Alemania, además de un exhaustivo análisis y estudio comparativo de dientes de metriorrínquidos, haciendo hincapié, además de en el tamaño, morfología y ornamentación de la corona, en las características microscópicas (tamaño, forma y densidad de los dentículos de los diferentes taxones). Muchas de estas características son sutiles, y a menudo únicamente identificables a través de microscopio electrónico. Sin embargo, todos estos caracteres son realmente útiles, ya que permiten distinguir material aislado y pueden aportar información sobre aspectos filogenéticos, tendencias macroevolucionarias, morfología funcional o paleoecología.

El nuevo diente descrito corresponde con un diente de Geosaurus. Se trata del diente más grande y más antiguo (Kimmeridgiense) asignado a este género. Posee perfil triangular, con una única cúspide, comprimido mediolateralmente, y curvado lingualmente. Se reconocen tres facetas (superficies planas) en la cara labial. La corona está serrada, únicamente observable al microscopio (microzifodonto), y los dentículos son isométricos y pobremente isomórficos. Presenta una débil ornamentación, únicamente visible en SEM. El hecho de que las carenas serradas (zifodontia) sólo sea visible a través de microscopio electrónico conlleva que simples exámenes macroscópico hayan podido llevar a una equivocada asignación de determinados dientes microzifodontos como no-zifodontos.

Geosaurus y Dakosaurus son ambos zifodontos, algo que no ocurre en el resto de cocodrilos marinos thalattosuquios y otros predadores pelágicos. La zifodontia representa una evidente adaptación de carnívoros de alto orden, ya que permite maximizar la eficiencia a la hora de cazar (las carenas denticuladas o serradas son más aptas para clavarse en la presa y sujetarla o para cortar). Por lo tanto, esta morfología puede estar funcionalmente relacionada con el tipo de alimentación, de manera que ofrece importante información biológica y filogenética, así como ecológica. Las diferencias en la dentición indican una especialización de la dieta. Dakosaurus, con dientes más robustos y dentículos macroscópicos, estaría adaptado a alimentación más dura, pudiendo incluir en su dieta incluso presas acorazadas, mientras que Geosaurus, microzifodonto, mordería con menor fuerza, pero tendría mayor facilidad para cortar presas carnosas. Estas diferencias en la dieta les permitirían ocupar el mismo nicho ecológico.

El estudio incluye también un análisis filogenético. Dentro de Metriorhynchidae se reconocen dos clados monofiléticos de taxones zifodontos: el género Geosaurus y el género Dakosaurus; La especie conocida como "Geosaurus" carpenteri no presenta zifodontia real, por lo que es reasignado en el artículo como Torvoneuses. Torvoneuses, junto algún otro resto y diente aislado, engloban un tercer linaje, taxón hermano del verdadero Geosaurus. De esta manera modifican también la diagnosis del género Geosaurus, considerándose la zifodontia como un carácter diagnóstico del grupo. Es dudoso si la carena denticulada evolucionó pronto dentro del clado de Geosaurinae, y posteriormente lo perdió "Geosaurus" carpenteri, o si evolucionó independientemente en Geosaurus y Dakosaurus. Dado que ambos géneros presentan distintas morfologías zifodontas, parece más probable la segunda opción.

El estudio lleva a dos importantes conclusiones. Por un lado, que Dakosaurus y Geosaurus, ambos fieros depredadores pelágicos, coexistieron e incluso compartieron nicho ecológico. Además, la ausencia de dentición zifodonta en "Geosaurus" carpenteri, lleva a los autores a reasignarlo a un nuevo género, Torvoneustes.

La referencia completa es:
Andrade, M. B., Young, M. T., Desojo, J. B., Brusatte, S. L. 2010. The evolution of extreme hypercarnivory in Metriorhynchidae (Mesoeucrocodylia: Thalattosuchia) based in evidence from microscopic denticle morphology. Journal of Vertebrate Paleontology, 30, 5, 1451-1465.


Ver listado de noticias