Inicio > Noticias

Noticias

16/05/2011 (Rusia)

Misteriosos neandertales


La semana pasada han aparecido dos artículos de gran interés para conocer la distribución geográfica y temporal de las poblaciones neandertales. Por una parte, un equipo  internacional, formado por investigadores de Irlanda, Reino Unido y Rusia ofrecen en PNAS los resultados de la datación por 14C, empleando la técnica de ultrafiltrado de colágeno para eliminar posible contaminación, del individuo humano conocido como Metz 2 y de otros restos óseos de fauna del yacimiento de Mezmaskaya. Nuestro colega Ignacio Martínez (Universidad de Alcalá de Henares) nos ha mandado esta contribución.


Se trata de una localidad situada al norte del Cáucaso en la que se conocen dos ejemplares neandertales infantiles: el esqueleto de un neonato (Mez1 ) y un conjunto de restos craneales correspondientes a otro ejemplar de tan solo un año de vida (Mez2). En un trabajo anterior, se había realizado una datación directa, por 14C, sobre Mez1 que había arrojado una fecha de radiocarbono de alrededor de 29.000 años. Sin embargo, la fecha obtenida para Mez 1 era incompatible con las obtenidas para otros materiales del yacimiento de distinta edad estratigráfica y persistía la duda sobre su validez.

La nueva datación arroja un valor de alrededor de 39.000 años de radiocarbono para Mez 2 (que equivalen a una edad calibrada de entre 42.000 y 45.000 años). Como Mez 1 es estratigráficamente más antiguo que Mez 2, la nueva datación, técnicamente más fiable, refuta la datación previa de Mez 1 y establece una antigüedad mayor de lo que se pensaba para ambos restos neandertales. Por otra parte, integrando este dato en un estudio más amplio, los autores del trabajo llegan también a la conclusión de que la ocupación neandertal de la cueva de Mezmaskaya finalizó antes de hace 39.000 años (edad calibrada). En su opinión, este dato refuerza el escepticismo mostrado por otros investigadores de que los neandertales sobrevivieran mucho más allá de esa fecha en otras regiones de Europa. De estar en lo cierto, el intervalo de posible coexistencia entre los primeros humanos de nuestra especie y los últimos neandertales sería mucho más corto de lo que se pensaba.

Por otra parte, un equipo ruso-francés acaba de publicar en Science el hallazgo de un yacimiento con industria musteriense en la zona polar, más de 65º de latitud Norte, de la vertiente occidental de los montes Urales, en el norte de Rusia. Se trata del yacimiento de Byzovaya, una localidad que se viene excavando desde los años 60 del pasado siglo y que ha proporcionado 313 útiles líticos y más de 4.000 restos de fauna, de los que el 97% corresponden a un mínimo de 21 ejemplares de Mammuthus primigenius. La antigüedad calculada para el nivel que contiene la industria y los huesos de mamut (establecida a partir de la datación por 14C de 33 muestras óseas y de cuatro granos de arena mediante OSL) es de entre 31.000 y 34.000 años.
Según los autores del artículo la industria lítica es de tipo musteriense típico, con núcleos y lascas de tipo Levallois y sin ninguna pieza de las que caracterizan a las tradiciones del Paleolítico superior y que sí se encuentran en otros yacimientos contemporáneos no muy lejanos. Se trata, sin duda, de uno de los yacimientos musterienses más jóvenes de Europa y, al mismo tiempo, extiende el rango de distribución de esa tradición tecnológica más de 1.000 km al norte.
Aunque se ha encontrado en yacimientos de Próximo Oriente que los humanos de nuestra propia especie fabricaban piezas de tecnología musteriense, no se conoce ningún caso similar en los yacimientos europeos. Por ello, la norma para Europa es atribuir automáticamente la autoría del musteriense a las poblaciones neandertales. De ser ese el caso también en Byzovaya, nos encontraríamos con la inesperada presencia de neandertales en un momento muy tardío y mucho más al norte de lo que nadie habría esperado.

Justo cuando se empieza a pensar que tal vez los neandertales no pervivieron hasta fechas tan recientes como se pensaba, algo que las nuevas dataciones de  Mezmaskaya parecen reforzar, encontramos indicios serios de lo contrario e, incluso, de que los neandertales podrían haber colonizado medios árticos, algo completamente inesperado. Si algo está claro, es que la historia de los neandertales es más compleja e interesante de lo que algunos pensaban.

Las referencias son:

Pinhasi, R. et al. (2011). “Revised age of late Neanderthal occupation and the end of the Middle Paleolithic in the northern Caucasus”. Proceedings of the National Academy of Sciences of USA. Early edition ( on line).

 Slimak, L. y colaboradores  (2011). “Late Mousterian Persistence near the Arctic Circle”. Science 332, 841-845.


Ver listado de noticias