Inicio > Noticias

Noticias

21/02/2014 (Turín, Italia)

Nuevas evidencias de la dispersión de los macacos de África a Europa a final del Mioceno

Un estudio liderado por David M. Alba, investigador del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), describe por primera vez la asociación de los géneros Mesopithecus y Macaca durante el Mioceno. El hallazgo ha sido publicado en el Journal of Human Evolution y apoya la hipótesis de que los macacos se dispersaron de África hacia el continente europeo hace más de 5.3 millones de años, coincidiendo con una extraordinario descenso del nivel del agua del Mar Mediterráneo. La información es del ICP.

El hallazgo de dos dientes de macacos junto con otros restos fósiles que los investigadores han atribuido a la especie Mesopithecus pentelicus en el yacimiento de Moncucco Torinese (cerca de Turín, en el Piamonte, Italia) supone que estos dos géneros cohabitaron en Europa a finales del Mioceno, hace más de 5.3 millones de años. A pesar de que la asociación de especies de los géneros Mesopithecus y Macaca durante el Plioceno (por ejemplo, en Montpellier, hace unos 5-4 millones de años) ya se había descrito anteriormente, este es la primera vez que encontramos asociada a los macacos la especie miocena Mesopithecus pentelicus (en vez de la especie pliocena Mesopithecus monspessulanus).

David M. Alba, Jefe del Grupo de Faunas del Neógeno y Cuaternario del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), conjuntamente con investigadores de la Universidad de Turín y del American Museum of Natural History de Nueva York, describen esta asociación en un artículo publicado este mes de febrero en el Journal of Human Evolution. La excepcionalidad del hallazgo no reside tanto en la presencia del género Mesopithecus, cuyos restos son bastante abundantes en varios yacimientos europeos, sino por la concurrencia con macacos, que son bastante más raros en el Mioceno. De hecho, esta es sólo la segunda vez que se identifican restos fósiles de macacos miocenos a toda Eurasia. El artículo apoya la hipótesis de que los macacos se dispersaron desde África hacia Europa a finales del Mioceno superior (hace entre 5.9 y 5.3 millones de años), coincidiendo con un descenso extraordinaria del nivel del Mar Mediterráneo que se estima que osciló entre los 1.500 y los 2.500 metros. Este fenómeno geológico fue provocado por el cierre del estrecho de Gibraltar y se conoce como la Crisis de Salinidad Messiniense, por la precipitación masiva de sal que se produjo. Esto provocó la extinción masiva de especies marinas, pero, al mismo tiempo, permitió la dispersión de plantas y animales terrestres por la cuenca mediterránea. A principios del Plioceno, hace unos 5 millones de años, el agua volvió a llenar el Mediterráneo.

La presencia de estas especies de primates en el Piamonte italiano es coherente con las reconstrucciones paleoambientales que se habían hecho anteriormente, a partir de los restos fósiles de fauna de vertebrados del yacimiento de Moncucco Torinese, y que apuntaban hacia un ambiente húmedo, con agua circulante y una elevada densidad de árboles, pero también con algunos hábitats más secos y abiertos.
+ info: Alba, D. M., Delson, E., Carnevale, G., Colombero, S., Delfino, M., Giuntelli, P., Pavia, M. & Pavia, G. (2014). First joint record of Mesopithecus and cf. Macaca in the Miocene of Europe. Journal of Human Evolution 67: 1-18. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.jhevol.2013.11.001

Ver listado de noticias