Inicio > Noticias

Noticias

14/10/2019 (Atapuerca, Burgos, España)

Datando fósiles humanos con el roedor Mimomys

El importante fósil guía Mimomys savini de la Gran Dolina en Atapuerca es analizado y comparado con el de otros yacimientos del Pleistoceno inferior de Europa Un reciente estudio de Lozano-Fernández y colaboradores muestra que analizando la morfología de la superficie oclusal del primer molar inferior (m1) hay una evolución en los caracteres que permiten ver con claridad cuáles son los yacimientos con Mimomys savini  más antiguos y cuáles más modernos.

Cuando en el año 1994 se descubrieron los restos del homínido más antiguo de Europa por aquel entonces comenzó una frenética actividad científica para datar el nivel de la Gran Dolina 6, abreviado TD6. Uno de los elementos que mejor datan es un buen fósil guía. En bioestratigrafía el fósil guía permite. Y este es el caso de Mimomys savini, una especie ya extinta que se encuentra en Europa occidental y central durante todo el Pleistoceno inferior y desaparece muy poco después del límite Pleistoceno inferior-Pleistoceno medio. Redondeando, con números, desde hace alrededor 1.500.000 de años hasta hace unos 600.000 años.
La edad de la Gran Dolina se conocía poco por entonces, algunos apuntábamos que TD6 era Pleistoceno inferior, otros que Pleistoceno medio. Con el trabajo de muchos científicos del equipo de Atapuerca la edad se ha ido afinando y hoy sabemos que es Pleistoceno inferior porque tiene Mimomys savini.

Con este artículo hemos visto que el nivel TD6 es semejante en edad al Barranco de la Boella nivel II, otro importante yacimiento catalán con evidencias de actividad humana. Ambos yacimientos tienen una datación por medio de técnicas radiométricas y paleomagnéticas, de entre 0,99 y 0,78 millones de años. Con la bioestratigrafía y otras técnicas de datación vemos que el nivel TD6 tiene poco menos de un millón de años de antigüedad.
Un aspecto importante del artículo es el minucioso análisis que se hace de la evolución de los caracteres del m1. El análisis permite ver que el complejo anterocónido (T4+T5+AL) es más ancho en poblaciones cronológicamente más antiguas, tanto en la base de esta región del m1, como en medio. Algo que se ha visto en la evolución de otros arvicólinos, así se llama a esta subfamilia de roedores.
Figura: Mimomys savini de TD6 (fotografía de Gloria Cuenca Bescós). El cuadro encierra el anterocónido del m1. Las líneas indican la anchura en la base y en el medio. Observar que la del medio es mayor. Foto SAI SEM Medicina, Universidad de Zaragoza.
La referencia completa del artículo:
Lozano-Fernández I, Pérez-Criado L, Cuenca-Bescós G, Agustí J. Morphometric evolution of Mimomys savini (Rodentia, Mammalia): A new view of its morphological changes. Quat Sci Rev. 2019;224:105965. doi:10.1016/j.quascirev.2019.105965
El Link para poder descargar el artículo:
https://authors.elsevier.com/c/1Zte6-4PRtyxn


Ver listado de noticias