Inicio > Noticias

Noticias

19/02/2008 (Madagascar)

Beelzebufo, la rana gigante que vivía con los dinosaurios

En la ilustración distribuida por Reuters se puede ver una reconstrucción de Belcebufo, una gigantesca rana descrita en la revista norteamericana PNAS, a partir de fósiles encontrados en el final del Cretácico Superior en Madagascar.


Beelzebufo ampigna proviene de unas rocas bien conocidas por los paleontólogos, ya que en ellas se han descrito algunos de los dinosaurios más espectaculares de los últimos años como Rapetosaurus o Majungasaurus. Además de dinosaurios se han encontrado los restos de una gigantesca rana que mediría más de 40 cms y pesaría casi 5 kgs. Se trata de la rana más grande que se conoce hasta el momento, mucho mayor que cualquiera de las que conocemos actualmente.

Con su enorme tamaño y una boca ancha con dientes afilados podría ser un predador de crías de dinosaurios y de otros pequeños vertebrados. En este sentido la investigación firmada por David Krause y colaboradores apunta que si se comportamiento era similar a sus parientes más cercanos, sería un voraz depredador. Otro carácter que presenta es la presencia de coraza gruesa que le permitiría protegerse de sus predadores. El nombre del fósil es la combinación de una palabra griega y otra latina que significan rana demonio.

Precisamente Belcebufo está relacionada con ranas sudamericanas, y no con africanas. Hoy en día el record de tamaño en ranas la tiene Goliat (3,18 kg.) que vive en África occidental. Sin embargo, la relación de Beelzebufo con las ranas sudamericanas es una prueba más de la fuerte relación que existió en el Cretácico Superior entre África y Sudamérica. Hay que recordar que los modelos paleobiogeográficos actuales indican que estos dos continentes estaban bien separados por el Atlántico Sur.


Ver listado de noticias