Inicio > Noticias

Noticias

30/09/2009 (EE.UU.)

Protozoos acabando con los gigantescos Tyrannosaurus rex

El último número de la revista Plos One publica un curioso artículo donde se estudian las patologías encontradas en diferentes ejemplares de Tyrannosaurus rex del Cretácico Superior de Norteamérica. Se trata de unos agujeros que interpretan como resultado con una infección producida por protozoos. En rapaces actuales se han visto estructuras similares producidas por la infección de Tricomonas gallinae. La severidad de las patologías podrían indicar que sería la causa de muerte de los grandes tiranosauridos donde se han encontrado. Que ironía, gigantescos carnívoros derrotados por microscópicos protozoos.
Los fósiles de Tyrannosaurus rex y otro tiranosáuridos presentan de manera común unas lesiones en forma circular situdas en la mandíbula, a veces en un lado, o en los dos. Las causas de estas lesiones ha sido interpretado en Sue, el T. rex mas famoso, como resultado de una infección bacteriana del hueso (actinomycosis) o por marcas de mordiscos de otros tiranosáuridos. Los investigadores norteamericanos liderados por E. Wolf han hecho un seguimiento de los ejemplares con esta metodología, identificando 10 individuos que las presentan. Tras comparar la forma y disposición de estas patologías han llegado a la conclusión que pudo estar producido por una infección parasitaria bien conocida en aves actuales llamada trichomonosis. Especialmente en rapaces produce patologías similares.   Si los investigadores están en lo cierto, se trata de la primera evidencia de una enfermedad de las aves presente en dinosaurios terópodos. Además apuntan que la abundancia de los ejemplares infectados indica que los tiranosáuridos del Cretácico Superior de Norteamérica estaban comúnmente infectados por un protozoo similar a Trichomonas gallinae. Esto podría indicar un comportamiento de alimentación por parte de varios individuos de los mismos ejemplares infectados con este parasito, o incluso canibalismo. El famoso tiranosáurido Sue tiene tan desarrollada la enfermedad que posiblemente fuera la causa de su muerte   La referencia completa es: Wolff, E. D. S., Salisbury, S. W., Horner, J. R. & Varricchio, D. J. 2009. Common avian infection plagued in the tyrant dinosaurs. Plos One,4(9), e7288.
Ver listado de noticias