Inicio > Noticias

Noticias

11/01/2014 (Beranuy, Huesca, España)

El cocodrilo que conoció y sufrió la extinción del límite Cretácico - Terciario

Últimamente los cocodrilos fósiles aragoneses estan de moda. Si en el último año se ha comentado mucho sobre Maledictosuchus riclaensis, un cocodrilomorfo marino del grupo Thalattosuchia que se encontró en el Jurásico de Ricla (Zaragoza), hoy le toca el turno a Allodaposuchus subjuniperus, una nueva especie de cocodrilomorfo (esta vez terrestre) eusuquio del Cretácico Superior de Huesca, cuyo estudio ha sido liderado por el investigador Eduardo Puértolas Pascual, del grupo Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza. El trabajo se ha publicado en la revista Historical Biology. También hay información y fotografías en Vive la Paleo.


La nueva especie se basa en un cráneo bastante completo que se recuperó en las cercanías de la localidad pirenaica de Serraduy del Pon (Huesca). Se excavó en sedimentos muy cercanos al límite Cretácico-Terciario, es decir, que este animal convivió con los últimos dinosaurios no avianos poco antes de su gran extinción, y sería el más moderno de su género con una edad próxima a los 65 millones de años. Allodaposuchus subjuniperus, cuyo nombre significa “Cocodrilo extranjero bajo la sabina” debido a que se encontró en sedimentos bajo este árbol cuyas raíces lo atravesaban en diferentes partes de su cráneo, pertenece a un género de cocodrilomorfos exclusivamente europeos cuyos restos también se han encontrado en otras localidades de España, Francia y Rumanía.

Los primeros restos del género Allodaposuchus fueron encontrados en Valioara (Rumanía) y descritos a principios del siglo XX por el aristócrata y paleontólogo de Transilvania, el Barón Franz Nopcsa, que denominó a esta especie Allodaposuchus precedens, siendo hasta ahora la única especie descrita de este género. Sin embargo con la descripción de A. subjuniperus se plantea un escenario más complejo con un género formado por al menos dos especies diferentes, aunque probablemente los fósiles franceses también pertenezcan a otra nueva especie.

El género Allodaposuchus junto a la familia Hylaeochampsidae pertenecen a un grupo de cocodrilomorfos que prácticamente solo aparecen en Europa y que filogenéticamente se encuentran en la base de Crocodylia, por lo que resultan clave para entender la radiación de Eusuchia (cocodrilos verdaderos) durante el Cretácico Superior y la aparición de Crocodylia, donde se incluyen a todas las especies actuales de cocodrilos, aligátores, caimanes y gaviales. Cuándo y dónde surgieron los primeros eusuquios y cocodrilianos ha sido objeto de numerosos estudios a lo largo de las últimas décadas.

El registro más antiguo de Eusuchia se remonta al Cretácico Inferior de Inglaterra siendo sus miembros más primitivos principalmente de Europa, lo que apunta a un origen europeo para este grupo. Además los miembros más basales de Crocodylia aparecen en Norteamérica y Europa, apuntando también a un origen en Laurasia (antígua región formada por Norteamérica, Europa y Asia) para Crocodylia. Sin embargo existen otros eusuquios basales procedentes de Gondwana (concretamente de África y Australia) durante el Cretácico medio, lo que sugiere un escenario evolutivo y paleobiogeográfico más complejo. Por lo tanto, la descripción de Allodaposuchus subjuniperus aporta una pieza más al complicado puzzle que supone el origen de los cocodrilos modernos, siendo el escaso registro fósil de cocodrilomorfos europeos durante el Cretácico Superior uno de los puntos claves para aclarar este enigma aún sin resolver.

La referencia completa es: Puértolas-Pascual, E., Canudo, J.I., Moreno-Azanza, M. 2014. The eusuchian crocodylomorph Allodaposuchus subjuniperus sp. nov., a new species from the Latest Cretaceous (upper Maastrichtian) of Spain. Historical Biology, 26(1); 91-104.
Ver listado de noticias